Historia

escudo Ultramarinos

Escudo Ultramarinos
Diseñado por Diego Herro Miedes

Ultramarinos nació en el año 2001 como escisión de la Peña Los Marinos, varios jóvenes que formaban parte de ésta, tras varias reuniones en el Pub La Torre, decidieron formar un grupo aparte con un nuevo nombre, aquí comenzaría su andadura nuestra Peña, acordándose su inscripción en el Registro General de Asociaciones con la denominación “Asociación Cultural Ultramarinos, Sección Alternativa”. Esto fue posible a través de la firma de sus Estatutos el 5 de Enero de 2002 y no siendo menos importante, la mente pensante que hizo posible este nombre, Samuel Iglesias Blasco.

Aunque en un primer momento la intención era el seguir perteneciendo a Los Marinos, se pensó, con buen criterio, que había que desligarse y formar una peña distinta.

Se debía buscar algo que fuera diferente al resto de las peñas en cuanto a vestimenta se refiere y siempre, eso se tuvo claro desde un principio, respetando los colores de la Vaquilla, por eso se acordó el llevar todos sus miembros un chaleco negro, similar a la casaca vaquillera, con la inscripción Ultramarinos de color rojo en la espalda. También se confeccionó un escudo propio, un escudo que representase a la ciudad de Teruel y La Vaquilla, así como también, el grupo de gente que había formado la Peña. Que mejor representante de Teruel y La Vaquilla, que nuestro amado Torico, aunque en esta ocasión en un estado de embriaguez considerable, ataviado con el chaleco negro y sujetando un cuño rojo con el nombre de Ultramarinos que lo rodea. Este escudo fue diseñado por Diego Herrero Miedes.

Así pues, una vez que ya la Peña tenía su propia vestimenta y escudo, fue en La Vaquilla del Ángel de 2002, cuando hizo su primera aparición, contando en sus filas con 64 miembros, todos ellos muy jóvenes y con un único fin: disfrutar de la fiesta todos juntos. Los primeros años se contrataron la comida del sábado y una cena especial el lunes de Vaquilla en el Bar BarlemBus además de infinidad de remojones por diferentes barras del centro histórico.

Con los años el número de socios iba en aumento, no se tardó en pasar del centenar, cosa que hizo que la forma de la peña sufriera pequeños cambios. Para las comidas, la inviabilidad de comer o cenar todos juntos en un bar-restaurante hizo que hicieran su aparición los catering, tan extendidos en las peñas en estas fiestas. El lunes de Vaquilla comenzó a darse el tradicional Regañao, alimento por excelencia para cualquier vaquillero ese día y también comenzó a darse una pulsera que ofrecía descuentos en alguna de las barras.

Ultramarinos fue creciendo, hasta que en el año 2005, llego a contar con su propia charanga, imprescindible para cualquier peña que se precie. Ese año se contrató a la charanga “todo el mundo al suelo” de la Comunidad Valenciana. Este grupo fue el que introdujo la canción “Help Ayúdame”, que a día de hoy sigue siendo todo un himno para la Peña.

Al no formar parte de la Asociación Cultural Interpeñas, la cual engloba a la totalidad de las peñas con local de Teruel, Ultramarinos no podía entrar con el resto a la Plaza de Toros a la tradicional merienda del domingo, por lo que comenzó a celebrar su “acto alternativo” en la Plaza del Torico. Año tras año, se buscaba un tema para que todos los socios participasen con sus disfraces y sus cacharros, haciendo de la tarde del domingo, unos momentos inolvidables tanto sus propios peñistas como para los demás turolenses que se acercaban a verlo. Una de las primeras fue la fiesta Hawaiana, le siguió el “Humor Amarillo”, la fantástica “Vaquilla´s Cup” con sus regatas de barcos y la presencia del “Rey Don Juan Carlos I, el “Imperio Romano” y sus carreras de cuadrigas, la fiesta de “Cuentos Infantiles”, las “Ultraolimpiadas”, etc. Este tipo de actos hicieron de los socios de la Peña Ultramarinos auténticos reyes y expertos de la tarde del domingo.

A lo largo de los años Ultramarinos se hizo mayor, creció con sus miembros, se incorporaron más actos, más comidas, más eventos, hasta convertirse en una auténtica Peña vaquillera. Es en el año 2009 cuando tras una Asamblea General de sus miembros se toma la decisión de entrar a formar parte de Interpeñas y tener un local propio, con sus grupos, orquestas y su música, un lugar para estar todos juntos, un lugar para compartir alegrías y diversión, un lugar donde seguir engordando la historia Ultramarina.

Es en el año 2010 cuando se empieza a escribir la segunda parte de esta historia con la presentación de la documentación requerida por la A.C. Interpeñas que resumidamente, era acreditar ser Asociación Cultural y 150 socios, cosa que ya se cumplía, así como realizar una propuesta de ubicación. Desde comienzos de ese año se apostó por la calle Joaquín Arnau/Miguel Vallés.

Con todo el material presentado, se trabajó duramente en algo que para la inmensa mayoría de aquella Directiva era novedoso, la ilusión por llevarlo a cabo haría que poco a poco fuera cogiendo forma ese proyecto.

La sorpresa llegaría cuando, a dos semanas de comenzar la Vaquilla se comunica por parte de Interpeñas que el Ayuntamiento ha rechazado por diversas razones nuestra propuesta de local y se nos convoca a una reunión urgente para solucionar el tema, en ella, desde el principio se ofrecen únicamente dos opciones como alternativas, la Ronda de la Liberación junto a la Fuente Torán y la Plaza Amantes, rechazando todas las demás propuestas sugeridas. Ante el poco margen de maniobra con el que se contaba y tras varias reuniones, sería la emblemática Plaza Amantes la que se convertiría en nuestro primer local, nuestra primera casa.

El contar con un local hizo que algunas cosas dentro de la Peña cambiaran y se viera incrementado el número de socios; las actuaciones, las pancartas, la charanga, etc. Era todo nuevo para nosotros, no fue fácil este primer año. Con el paso del tiempo nos fuimos acoplando a la Plaza a la que hoy en día tanto añoramos, de similar forma que lo hace la Peña “El Ajo”. Solo cuatro años pudimos disfrutar de ella, ya que tras 30 años de espera una reforma integral de la Plaza haría que tuviésemos que buscar otra ubicación con la problemática que esto conlleva. Varias reuniones con Interpeñas, Ayuntamiento y otras Peñas, nos llevarían hasta la última opción que estaba sobre la mesa, la Ronda Dámaso Torán, el lugar donde estaba la Peña La Botera, el perjudicar a cualquiera de las Peñas existentes era algo que nunca se quería hacer y el acuerdo mutuo ayudo a llevar a buen fin el problema de la ubicación.

Para la inauguración del nuevo local se trató de contar entre las actuaciones programadas para ese año con algún grupo de dilatada experiencia que diera empuje a la Peña en su nuevo hogar, varios nombres se barajaron pero fue Reincidentes el que más convenció a aquella Directiva, en años posteriores se intentó seguir con la misma filosofía y a día de hoy hemos podido disfrutar en el escenario de Ultramarinos de grupos como Siniestro Total, La M.O.D.A, Toreros Muertos o los Berzas entre otros, a Dj´s como Javi Reina, Roberto Sansixto, Paco Pil o Chimo Bayo así como a nuestros amigos Tena, Edu o Pitt que nos hicieron disfrutar con su música. Si no nos equivocamos, cerrando la vaquilla del 2010, apareció de la nada un vídeo de Pimpi L.J. en La1 de TVE con una canción de fondo que se hizo permanente en la peña y en las charangas ultramarinas: <em>Emborracharme</em> (Lori Meyers, vídeo abajo)

Llegó el 2016, año marcado en rojo en nuestro calendario, iba a ser la primera vez que la Peña Ultramarinos fuera la encargada de poner y quitar el “Pañuelico” al Torico. Era un año en el que había que poner toda la carne en el asador en cuanto a actuaciones para la Vaquilla, eventos realizados o regalos para los socios. La cena, la capea, el vermouth, la “cata” de San Fernando o la colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer en la foto con el Torico hizo que la Vaquilla y la Peña estuvieran presentes durante todo el año.

No era tarea fácil la elección de las personas que se iban a encargar de poner y quitar el Pañuelico, había mucha gente que a lo largo de la historia de la Peña merecía tal honor, para ello fueron convocados todos los socios que hubieran formado parte de alguna junta directiva desde su creación en el año 2002, el resultado, Eduardo Rueda y Javier Nájara lo colocarían y Esteban Martín y Diego Herrero lo quitarían.

El 9 de Julio de 2016 será recordado por toda la familia Ultramarina como el día en que está historia se empezó a escribir con letras de oro, donde los protagonistas siempre serán sus socios, una historia en la que detrás de cada línea están ellos, los que han reído, los que han trabajado, los que han soñado, los que han disfrutado, los que han llorado, una historia en la que nunca en la última página queremos poner un “FIN”.

 

Sabemos que las directivas vienen y van, pero que hayamos llegado hasta aquí solo ha sido posible gracias a que ha habido otras muchas antes.

Gracias a todos los que ayudáis y habéis ayudado a crecer esta Peña.

Directiva 2107:

  • Presidente: Rubén Loras
  • Vicepresidente: Rubén Muñoz
  • Tesorero: Rafa ‘Otro éxito de mantenimiento’
  • Vicetesorero: Richi ‘fichaje ‘
  • Secretario: Witor
  • Vicesecretaria: ‘La Hombrados’
  • Vocales:
    • Alberto ‘Fary’
    • Bullón
    • Edu ‘Garabito’
    • Javier ‘Pajaro’
    • Leire
    • Maicas
    • Marta
    • Quique
    • Ricardo Fuegos
  • Asesor/Colaborador:Eventos‘ Bagan
  • Miembros interpeñas:
    • Rafa ‘Otro exito de mantenimiento’
    • Alberto ‘Fary’

 

Share This